Seleccionar página

Como os indicamos ayer, nuestro primer día lo dedicamos a probar la nueva tablet de Jolla, y nuestras impresiones no pudieron ser mejores.

Este segundo día lo hemos pasado charlando y escuchando al equipo de Jolla, realmente tienen muchas cosas que decir, y son lo suficientemente valientes como para decirlo.

No debemos olvidar que una buena parte de los miembros de Jolla comenzaron esta aventura para poder continuar con el proyecto que querían y que les gustaba, esto es algo que nos permite en cierto modo hacernos a la idea de la capacidad combativa de los integrantes de esta empresa.

Marc Dillon (foto por petaqui)

Sailfish se enfrenta a varias de las empresas más grandes del mundo, con miles de empleados, recursos y posición dominante en el mercado, pero lo saben, lo saben tan bien que uno de sus objetivos es cambiarlo.

No es algo nuevo, ya lo sabíamos, pero Jolla no deja de lado sus valores en su discurso, eso implica defendernos a todos. Marc Dillon lo tiene claro, Sailfish es el único  sistema operativo para móviles que ha sido desarrollado en Europa, de hecho es el único que actualmente supone una alternativa viable y disponible.

Prácticamente todas las empresas de móviles del mercado dependen única y exclusivamente de las maniobras y decisiones de otro desarrollador, están supeditados a los designios de una gran corporación, Sailfish pretende cambiar eso, concretamente en Jolla consideran que es el momento de democratizar el software para móviles.

Tienen preparado Sailfish 2.0, y lo muestran también en el teléfono de Jolla, pero siguen adelante con sus planes de seguridad, para ello han anunciado Sailfish Secure, una colaboración con SSH Communications Security, la empresa líder en el sector de la seguridad.

Ya sabemos que Jolla no vende nuestros datos, no es su negocio, pero a veces eso no es suficiente, nunca es ni sera suficiente, no es una cuestión de números, estamos hablando de ética.

Para los usuarios nuestra privacidad debe ser una linea roja que no se debe traspasar, ningún gobierno, ni mucho menos una super corporación debe tener acceso a nuestros datos, es el usuario el que compra y usa el producto, y actualmente los usuarios estamos en clara desventaja, nosotros somos el producto que las corporaciones adquieren mediante sus aplicaciones y dispositivos.

Sailfish Secure se plantea como una alternativa Europea a esta situación, no perteneciente a ningún Estado en concreto y tampoco a una de las grandes empresas del sector. La iniciativa de Jolla está en una situación inmejorable para seguir del lado de la gente, del poder de la gente.

Palabras como comunidad, amor, talento o pasión no significarían absolutamente nada en boca de otros, pero cuando es Marc Dillon quien lo está diciendo mirándote a los ojos, lo entiendes, pueden decirlo, no son palabras vacías de significado, son los pilares básicos sobre los que se cimienta Jolla. No se trata de hacerse un hueco en el mercado utilizando los sentimientos de los usuarios, se trata de que los usuarios puedan sentir. La tecnología tiene que ayudarnos a tener una mejor sociedad, no alienarnos y convertirnos en fetichistas de esta.

Jolla no es sus dispositivos, es la gente que da vida a esta empresa, que da un paso al frente y se plantea que quizás puedan hacerse las cosas de otra manera. Es posible que no suponga un cambio radical, o sí, no lo sabemos, pero están sembrando un campo de ideas y conceptos. Tal vez ellos no recojan lo sembrado, pero cuando uno sabe que lo correcto es sembrar, siembra.

petaqui
#Unlike

petaqui

Jacetano, Farmacéutico, amante de la fotografía e informática. Afortunado viajero... photographic soul, globe trekker and tech guy.
petaqui
#Unlike